Nuestra filosofía

NUESTROS PRINCIPIOS Y FILOSOFÍA

En el modelo de la escuela consideramos a la salud como el estado natural del hombre.

Reconocemos una capacidad de bienestar que es accesible independientemente de las fluctuaciones salud – enfermedad que experimentan el cuerpo y la mente. Las distintas técnicas que se practican y enseñan tienen como objetivo conectarnos con esta inteligencia inherente.

A lo largo de nuestra experiencia comprobamos que el contacto, la respiración, el movimiento, la actividad mental, la dieta, los sonidos que percibimos, las relaciones, la experiencia de vida, los traumas y los factores ambientales determinan el estado de la salud; cuando la energía se encuentra bloqueada por algún desequilibrio en estos factores, surgen el dolor y la enfermedad. Por esto, nuestra propuesta es su exploración como vehículo de sanación natural.

La terapias que se practican el la escuela buscan descubrir estos bloqueos y liberar la energía, restableciendo patrones de flujo normal que mantengan el campo energético abierto y flexible.

La escuela está al servicio de quienes desean incorporar más íntimamente su corazón en su trabajo y tomar responsabilidad por su salud y su vida.

Los programas de estudio son estimulantes, innovadores y comprensivos. Se transmiten en un ambiente de apoyo en el crecimiento personal y reconocimiento de lo esencial de ser.

Los cursos y talleres se ofrecen tanto a quienes deseen una formación o perfeccionamiento profesional como a aquellos que quieran atravesar esta experiencia como parte de su proceso de transformación, sanación y reconocimiento propio.

En este momento las oportunidades laborales para quienes practican masajes y abordajes curativos naturales están aumentando, dado que más gente descubre el valor del trabajo corporal para la rehabilitación, purificación emocional y mantenimiento de la salud.

EL ESTILO DE LA ESCUELA

Integra sofisticadas técnicas de trabajo corporal con el profundo respeto por el poder de transformación del contacto con amor.

Nuestros graduados encuentran que su trabajo es bien recibido y sus pacientes aprecian el espíritu que cultivamos y compartimos:

• Realizar los contactos desde un estado de quietud meditativa.

• Anteponer la presencia consciente a la técnica.

• Desarrollar la percepción intuitiva y la capacidad de prestar atención.

• Tratar a todos por igual.

• Trabajar con humildad y respeto.

Con nuestros programas tendrás la oportunidad de crecer a nivel personal y profesional y transformarte en un terapeuta habilidoso y compasivo.

La escuela ofrece la posibilidad de planificar un programa personalizado de aprendizaje que satisfaga tus necesidades y requerimientos, combinando las distintas clases, talleres y seminarios.

Los cursos regulares tienen una duración de cuatro meses (entre 50 y 60 horas de clase) y las clases, de frecuencia semanal, se extienden durante 2.5 y 3 horas, dependiendo del curso. También se ofrecen seminarios intensivos de fin de semana.

El formato de las clases está basado en el desarrollo teórico correspondiente, seguido por demostraciones del instructor, práctica guiada individualmente y sesiones de práctica (dando y recibiendo masajes), de este modo irás adquiriendo el conocimiento, las habilidades y la experiencia necesarias para trabajar en forma integrada, efectiva, sensible y profesional.

Las áreas principales de contacto curativo que se enseñan y practican son:

• TERAPIA DE LA POLARIDAD.

• REFLEXOLOGÍA.

• TUI-NA (masaje chino).

• MASAJE CALIFORNIANO.

• MASAJE VIBRACIONAL CON CUENCOS TIBETANOS.